Paavo Nurmi (13.6.1897–2.10.1973) es considerado el mejor corredor fondista y mediofondista de todos los tiempos. Él era llamado “El rey de los corredores” y el “El finlandés volador”. Este hombre conocido en todos los rincones del mundo era una parte esencial de autoestima del pueblo finlandés. Nurmi impulsó el amor por las carreras de atletismo.

Tenía un ardiente deseo de tener éxito en la vida y el correr era la forma de ganar el reconocimiento para sí mismo y para sus compatriotas. Paavo Nurmi obtuvo en tres Juegos Olímpicos de la década de los años 20, un total de 9 medallas de oro y tres de plata.

“había algo inhumanamente rudo y cruel, pero se permitió conquistar el mundo con el arma más brillante: una voluntad que tenía un poder sobrenatural”
Martti Jukola, periodista (Huippu-urheilun historia, 1935)